lunes, 23 de julio de 2012

Improvisaciones Nocturnas


Oscuridad


En cada pedazo de luz, hay uno de oscuridad
La que llevamos tan dentro de nosotros, pero no tan alejada de los demás
Yo la busque por cielo, mar y tierra
Yo la anhelaba más que a nada
Y la descubrí…
De frente, imagen y semejanza de mi interior desgastado, cual espejo pulido entre la falta de esperanza,
el anhelo de reencontrar la verdad oculta en las tinieblas talladas en lamentos
Mi oscuridad a diferencia de muchas otras tiene un color tan brillante, tan claro,
 Blanco,
 mi propio claro oscuro.

La pureza transmutada,
incinerada en los colores de la ilusión,
creación propia de un titán purulento, temeroso

Grité a los cuatro vientos:
 ¡Yo soy la oscuridad!
¡Yo soy la maldad de todo este pútrido mundo!

El sonoro eco despedido tan solo cimbró la soledad en lo más profundo de mi existencia
existencia carente de sentido,
de rumbo
retazos de lo que fue un ser…

Soy un espectro vagando en un mundo de vivos que no sabes que han muerto,
Autómatas resignados a la rutina del vulgo, del mundo que señala
y devora con fauces insaciables,
El señalamiento. La muerte.









No hay comentarios:

Publicar un comentario