martes, 5 de octubre de 2010

Criticar por criticar...


Escribo esta entrada más por obligación que por gusto, pues trabajo, es trabajo!

Bi-cen-te-na-rio, que palabra tan desgastada  en lo que va de los últimos dos años, pero el disgusto o  mi mal encausado estrés no estará descargado en el país ni en el tan mencionado “gobierno”  carajo!  Es una molestia que maldigan este mecanismo de fundamentación de la mediocridad con un sinfín de pretextos estúpidos y llenos de lo antes mencionado mediocridad…
Y es que todos hablan, manchan el nombre del “gobierno”  pero nadie trata de comprender este sistema para tratar de reivindicarlo, simplemente  hay que atacar con palabrería absurda al culpable de nuestros infortunios.

Es desgastante debatir con estos  críticos gubernamentales, que si los impuestos, la cultura, la educación. Si es claro que estamos hundidos en una ignorancia bárbara sin embargo no todo es el “gobierno” factores mas allá de lo que se aprecian nos tienen encerrados en  una absurda interpretación de la realidad.
Para no malgastar este espacio solo quiero dejar claro el punto al que quiero llegar.
¿Por qué criticar sin fundamento, en lugar de actuar?
¿Qué estamos haciendo para trascender los errores en los que nos encontramos?
Que el criterio interprete…

Y bueno que destacare del bicentenario.
En verdad no deseo   venerar nada que no haya apreciado, y con esto me refiero a la celebración, con el derroche indiscriminado de recursos en vez de apoyar  las propuestas nacionales  se apoyo a un extranjero sin el sentir  ni conocimiento de nuestra cultura prueba de esto fue el coloso. Pero bueno quiero dejar de lado esta celebración...
No me pondre de ningun lado solo tratare de destacar algo que me agrado en demasia.


Hace unos días recibí en mi buzón un paquete plástico que cubría un escudo nacional,  con curiosidad abrí el misterioso paquete y mi sorpresa fue  grata al descubrir en su interior una  bandera, el himno nacional y una carta del presidente (esta última no la transcribiré ni resumiré  puesto que dice  las mismas palabras que escuchamos  a diario en mes patrio).


Es  una forma adecuada de acercarnos un poco más a la cultura básica con la que debemos contar como “mexicanos” por lo que NO tolerare comentarios detractores para esta propuesta, deseamos cultura pues aquí esta una pequeña muestra de cuando se invierte con inteligencia para cultivar aunque sea una mínima parte o conocimiento básico. Por algo se inicia.

Por otro lado sabemos la realidad de este país y no todas las banderas estarán adornando año con año las casas de todos los mexicanos muchas serán usadas como tapete, mantel, toalla. O simplemente yacerán en la basura.

Pues si es una entrada muy mediocre, no me justifico simplemente no es de mi agrado tocar temas tan desgastados y  desvirtuados es como la tediosa idea de escribir un ensayo sobre la “libertad”, nada se contribuirá, solo se rebuscaran una y otra vez en un mar de palabras sin nuevo rumbo.

Dejare claro que será de las pocas entradas que escriba de manera tan precaria, este es un anti  ensayo lo digo por la falta de fundamento y respaldo, y por la lisiada redacción.

No hay comentarios:

Publicar un comentario